miércoles, 27 de agosto de 2014

Pegatinas "Ulises 31" de Crema Cola Cao


Hoy traemos a Tardes de Phoskitos la colección de pegatinas de la serie Ulises 31 que lanzó al mercado la Crema Cola Cao. Esta colección es algo rara sobre todo si la comparamos con otras promociones que sobre la serie se hicieron en la época de su primera emisión por TVE, como el álbum de cromos de Phoskitos o las pegatinas de Matutano, promociones de las que ya hemos hablado en el blog.

Su rareza también radica en ser una colección obsequiada por un producto ya desaparecido: la ya comentada Crema Cola Cao, una crema que no era otra cosa que la respuesta de Cola Cao a la exitosa Nocilla. Curiosamente hoy las dos marcas pertenecen al mismo grupo, Nutrexpa... pero eso ya es otra historia


El tarro

Estas pegatinas eran en total 15 y podían encontrarse en la tapa del tarro por lo que tenían la misma forma circular, y no eran otra cosa que fotogramas de la serie cogidos al azar y sin ningún tipo de continuidad.

La tapa

Tenía serias dudas a la hora de realizar esta entrada para el blog, pues yo apenas tengo material propio de esta colección y la mayoría de las imágenes las he conseguido a través de páginas como Todocolección y eBay, por lo que la calidad va de regulera a muy mala. Sin embargo creo que es una colección que perece la pena mostrar, aunque sea en esas condiciones, y así de paso solicitar la colaboración de los lectores del blog que pudieran tener mejores imágenes y quisieran compartirlas aquí con todos. A continuación presentamos 14 de los 15 modelos de los que constaba la colección (se nos ha escapado uno):


















¡Gracias por comentar!





martes, 26 de agosto de 2014

Un vistazo a "Abuelito, dime tú" de Guillem Medina

En los últimos tiempos han aparecido varios libros de corte nostálgico que hablan de las series de dibujos animados de nuestra infancia, de los cromos, los juguetes, etc. Casi se puede decir que hemos sufrido una "avalancha EGB" y un montón de editoriales se han subido al carro de los recuerdos para hacer su versión de aquella época con mejor o peor fortuna. Los mejor parados son aquellos que han presentado propuestas muy nostálgicas pero sin pretender especializarse en algo concreto. Tal es el caso de la serie de libros "Papel y plástico," donde el principal atractivo es el material gráfico, de buena calidad, y textos divertidos y sin pretensiones. Luego hay otros libros que prefieren centrarse en un tema concreto y hacer un análisis más o menos detallado del asunto en cuestión. La mayoría de las veces son libros escritos por encargo, y los autores cogen informaciones de aquí y allá; lo mismo pasa con las fotos, en muchos casos no tienen acceso al material original y prefieren "tomar prestadas" imágenes de webs y blogs. Luego te pones a leer y te encuentras con un mar de inexactitudes que te hacen sonrojar.

Recientemente han llegado a mis manos dos de estos libros "nostálgicos:" "Abuelito, dime tú" de Guillem Medina y "La vida en cromos" de Javier Matesanz. Hoy voy a hablar del primero de ellos, y próximamente haré otra entrada sobre "La vida en cromos."

"Abuelito, dime tú" hace un repaso por algo más de veinte series infantiles, y desglosa argumentos, historia, personajes, e incluso toca por encima el tema del merchandising. No sé a qué categoría de las antes mencionadas pertenece este libro, quizá a ninguna de ellas, son los lectores los que deben juzgar. Eso sí, a mí me ha bastado echar un vistazo por encima para darme cuenta de las informaciones erróneas que contiene y el batiburrillo de imágenes inconexas que ilustran cada capítulo. Paso a comentar algunas de las cosas que más me han sorprendido:

-La Abeja Maya
Todos los capítulos del libro tienen unas secciones fijas en las que se comentan los personajes de la serie, el merchandising, la lista de capítulos, etc. También hay un apartado para la letra de la canción principal. Este apartado viene ilustrado con la portada del disco en cuestión. La canción de la abeja Maya aparece bajo el título de "En un país multicolor." Si echamos un vistazo al disco original podemos ver que el verdadero título de la canción es "La abeja Maya." Pero este es un fallo menor. La letra viene ilustrada con dos portadas de discos, pero curiosamente ninguna de ellas se corresponde con la original española. Una de ellas es la del disco holandés, y la otra la del disco que apareció en Colombia. Que está bien, pero creo que lo suyo era poner el disco patrio. Además se puede leer: "Más tarde se hizo otro disco con temas totalmente nuevos, pero ya no fue lo mismo." Pues bien, no busquéis ese disco con temas nuevos porque no existe. Lo que salió fue un disco con aventuras de la abeja, unas dramatizaciones al estilo de los episodios de la tele, acompañadas de cinco canciones que ya aparecían en el primer disco. Más adelante, en el apartado de "Lista de capítulos" solo se proporcionan los títulos de la primera temporada.

-Mazinger Z
Al principio del capítulo se menciona la leyenda urbana que dice que la canción de Mazinger Z era interpretada por Raphael. El libro lo desmiente, pero no habría estado de más que ya puestos, dijeran que la voz es la de Alfredo Garrido, que tanto tuvo que ver también en otras bandas sonoras de series como Marco o La abeja Maya.

-Érase una vez... el hombre
Vuelven a ser imprecisos con la canción. En el apartado en el que viene la letra, atribuyen la canción al grupo Popitos, y se ilustra con la portada del single de este grupo. Es cierto que Popitos grabó la canción, pero lo hizo en 1983, cuando la serie se repuso por primera vez. Los primeros que grabaron el tema fueron el grupo Caramelos, que también tienen su correspondiente single (curiosamente este single aparece luego en el apartado de "Merchandising variado.") El texto dice también que la serie "llegó por primera vez a las pantallas españolas los sábados por la tarde en 1979 en TVE, aunque posteriormente sería repuesta en 1988." Es cierto que fue repuesta ese año, pero ya antes, en 1983, la serie se volvió a emitir, y lo hizo con tintes de estreno, pues se incluyó el episodio que había sido censurado en su primera emisión de 1979. Esta primera reposición fue un gran éxito de nuevo, la revista TP le dedicó la portada y la máquinaria del merchandising se puso de nuevo en funcionamiento, con la reedición del álbum de cromos incluida. Pero nada de esto se cuenta en el libro.

-Don Quijote de la Mancha
Existe en cada capítulo un apartado donde se muestran portadas de cómics y álbumes de cromos de la serie. En el capítulo de la serie de Don Quijote, se mezclan portadas de tebeos de esta serie con portadas de otros tebeos de Don Quijote que nada tienen que ver con la serie, así como portadas de álbumes de cromos del personaje pero totalmente ajenas a estos dibujos. De las nueve portadas que aparecen, solo cuatro son productos derivados de la serie. Es como si no hubieran encontrado imágenes suficientes y hubieran optado por poner diferentes ediciones del libro de Cervantes.

-Banner y Flapi
Una vez más, en el apartado de la canción prescinden de poner la foto del disco español y en esta caso ponen la portada de un disco que parece ser japonés.

-Ruy, el pequeño Cid
En el apartado de la canción aparece la letra del tema que abría la serie, pero con el título equivocado. Aparece como "Ruy el pequeño Cid" pero el verdadero título es "El mundo de Ruy," mientras que "Ruy el pequeño Cid" fue otro tema también incluido en la banda sonora e igualmente conocido, con el que se solía cerrar la serie. Pero los errores con la canción de la sintonía no acaban aquí. Tanto en el texto del capítulo como en el apartado de la canción, se dice que el tema principal de la serie fue interpretado por el grupo Nins. Y no es incierto. El grupo Nins hizo su propia versión del tema, como también lo hizo de otras famosas canciones de la época, pero en ningún caso esta fue la versión oficial, sino una mera versión. La canción original, la que sonaba en los créditos de la serie y aparece en el disco de la banda sonora fue interpretada por un cantante de estudio acreditado como Eduardo. En Youtube hay un montaje hecho por un fan en el que puede verse la cabecera de la serie a la que le han añadido la versión de Nins, quizás de ahí venga la confusión del autor.

-Tom Sawyer
En el texto de este capítulo puede leerse "En nuestro país la serie se estrenó en 1981, pero no disfrutó del horario privilegiado de los sábados al mediodía, sino que se emitió los domingos en la sobremesa, teniendo que competir con las tradicionales tardes futboleras." En realidad casi todas las series que recordamos y que fueron emitidas en fin de semana lo hacían en la sobremesa y no al mediodía. Solían pasarse a eso de las 15:30, después del telediario y antes de la película de turno. Supongo que lo que quiere decir el autor es que Tom Sawyer se emitía los domingos por la tarde. En realidad Tom Sawyer se estrenó en 1980, y no en 1981, y sustituyó a "La Batalla de los Planetas," que ya había probado con éxito ese mismo horario de los domingos por la tarde. Más adelante, cuando finalizó la emisión de "Ruy el pequeño Cid," Tom pasó a ocupar el lugar de Ruy y su horario se adelantó hasta las 15:15 horas. Como pasaba en el capítulo dedicado a Don Quijote, el apartado de portadas de tebeos está ocupado en su mayor parte por portadas de cómics y libros de Tom Sawyer que nada tienen que ver con la serie. Lo mismo ocurre en la sección de merchandising, donde se presentan figuras y muñecos de Tom Sawyer, pero del personaje literario, y no del diseño de la serie. Esta serie tuvo un fantástico álbum de cromos y una preciosa colección de cromos troquelados de Cropan que bien podrían haber servido para ilustrar esta sección. Cuando el autor aborda el tema de la canción de la serie, dice que el grupo Santa Bárbara (sic) interpretó el tema principal, además de otros dos temas titulados "El barco" y "El aventurero." En realidad Santabárbara (que es como se escribe el nombre del grupo) interpretó cinco temas de la banda sonora. Los mencionados más "El invierno" y "La vida de Tom."

-Ulises 31
En el libro se dice que "Ulises 31 llegó a nuestras pantallas en el año 1983." La realidad es que lo hizo en 1982. Concretamente se estrenó el domingo 10 de octubre de ese año.

-Candy Candy
En el capítulo dedicado a esta serie se lee "Candy Candy se emitió en TVE en 1985 los domingos por la tarde a las 18 horas, y alargó su argumento como un chicle hasta llegar a 115 episodios de 20 minutos cada uno. Se añadió el personaje de Clint (no presente, por suerte, en el manga original) y se incluyeron tramas no existentes tampoco en el original." Escrito así, parece que fue TVE quien alargó el argumento "como un chicle" y quien añadió el personaje de Clint, pero no, esto ya venía "de serie." Pero las inexactitudes no acaban ahí. TVE española no emitió los 115 episodios de la serie. Solo dobló y emitió los primeros 52 capítulos, y lo hizo en dos tandas. La primera acaba con la muerte de Anthony. Tras ese episodio, TVE emitió en ese mismo horario series como Tao Tao o Los Fraguel. Después de estas, volvío con Candy hasta completar la emisión de los 52 episodios que habían doblado. Para ver la serie íntegra hubo que esperar a la llegada de los canales autonómicos. Se echan de menos también informaciones interesantes como la sonada disputa entre las dos creadoras de la serie que ha impedido explotar el merchandising de Candy, o la polémica que se creó en Italia con el final original, que no gustó nada, y que decidieron remontar para dar un final feliz a la serie, lo que costó una demanda a la cadena italiana por parte de Toei Animation. Pero nada de esto está en el libro. Por cierto, volviendo a la cuestión de las canciones, puede leerse que "se hizo muy popular el tema del opening, tanto en su versión castellana como la japonesa." En realidad nunca hubo una versión "castellana" si entendemos como castellano el español que hablamos en España. Sí que hubo una versión en español para el mercado latinoamericano, pero que aquí no conocimos en su día, pues la serie se emitía con la canción original japonesa. Aún así, en el apartado de la canción ponen la letra de esa versión latinoamericana, y lo ilustran con la portada del disco.... francés.

-Dragones y mazmorras
El autor del libro escribe "La teleserie se emitió en TVE-1 en 1985 los domingos en horario de sobremesa, sustituyendo al Inspector Gadget." En realidad sustituyó a la serie "Heathcliff y Dingbat," el Inspecto Gadget había acabado su emisión prematuramente unos meses antes.

-David el gnomo
De nuevo el autor atribuye la canción principal de una serie al artista equivocado. Se dice que el intérprete del tema fue Monano y su banda. Efectivamente este grupo grabó el tema, como otros grupos infantiles grabaron temas de series de éxito, pero ellos no fueron los encargados de interpretar la versión oficial, la que puede oírse en la serie y aparece grabada en el disco de la banda sonora original, que corrió a cargo de Jorge Gómez.

El libro además tiene poco rigor a la hora de presentar las imágenes de los productos derivados de la serie, y tan pronto mezcla portadas de tebeos de la época de una serie concreta con la carátula de la edición en dvd de esa serie en Estados Unidos. Lo mismo pasa con el merchandising, donde se mezclan artículos que salieron en su momento con otros más actuales o algunos que, como hemos señalado, nada tienen que ver con la serie.

Hay capítulos como los dedicados a la serie de Marco, en los que la práctica totalidad del texto se dedica a narrar minuciosamente todo lo que ocurre en la serie, pero no hay información sobre su producción. En otros capítulos, como el dedicado a "Ruy, el pequeño Cid," se habla poco de la serie y sin embargo se hace un largo recorrido por las adaptaciones de la obra de la vida del Cid en cine, teatro y televisión. Es decir, no hay un estilo común para abordar todos los capítulos, sino que parece que el autor opta por rellenarlos de manera diferente dependiendo de la información que ha conseguido sobre cada serie.

Para el público general todos estos errores pasarán desapercibidos, pero yo que ya llevo años interesado en este mundo no puedo dejar pasar tantas inexactitudes, que hacen que la lectura del libro se convierta en un ejercicio bastante molesto. Parece ser que el libro ha tenido éxito y se ha publicado una segunda parte donde se abordan otras series de la época que quedaron fuera del primer libro. Espero que también esté vendiendo mucho; por lo que a mí respecta con este primero ya he tenido bastante.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
votar votar